LEMA PASTORAL 2022

A todas las comunidades agustinianas del Vicariato San Alonso de Orozco, con profunda
alegría queremos presentarles el lema que nos acompañará: “CAMINEMOS JUNTOS”.
Laicos y religiosos queremos hacernos eco, animar y aportar desde nuestro carisma, a la
convocatoria que el Papa Francisco hace a la Iglesia, de transitar por un camino sinodal, que dio
inicio en octubre del año pasado 2021, y concluirá con la celebración de la XVI Asamblea General
Ordinaria del Sínodo de Obispos, en el mes de octubre del 2023.

Por eso, proponemos que este lema pastoral nos acompañe durante dos años: 2022-
2023

La Iglesia de Dios es convocada a celebrar un Sínodo. La palabra Sínodo significa
“caminar juntos” (syn= juntos, hodos= camino). Por lo tanto, la Iglesia, nosotros, somos
convocados a recorrer juntos un camino de discernimiento de la voluntad de Dios: lo que Dios
nos pide aquí y ahora. Esta propuesta nos interpela y espera de cada uno de nosotros una
conversión personal y comunitaria, que nos ayude a ver las cosas desde la lógica del Evangelio.

CAMINEMOS JUNTOS para renovar nuestras mentalidades y nuestras estructuras
eclesiales para vivir nuestro discipulado en medio de los actuales signos de los
tiempos.

Al convocar este Sínodo, el papa Francisco, invita a toda la Iglesia a reflexionar sobre el
camino que venimos recorriendo como Pueblo de Dios, es decir, “¿cómo se realiza hoy este
caminar juntos?”.

Esta última pregunta, la podemos traducir agustinianamente de la siguiente forma:
“¿Cómo se realiza hoy, en nuestras comunidades, parroquias, colegios, centros de
promoción social y cultural, este ‘caminar juntos’ que permite a la Orden de San
Agustín anunciar el Evangelio de acuerdo con la misión que se le ha confiado? ¿Qué
pasos nos invita a dar el Espíritu para crecer como Orden sinodal?

Este tiempo de Sínodo será fecundo en la medida en que sigamos cultivando actitudes
de escucha, diálogos sinceros y búsqueda de consensos. Será fecundo, en la medida que todos
nos sintamos comprometidos a participar activamente en este proceso sinodal. Este proceso no
debería ser un acontecimiento aislado o meramente un bello eslogan, sino más bien, un estilo y
una forma de ser con la cual la Iglesia vive su ser y misión en el mundo. El “caminar juntos” es la
forma más eficaz de manifestar y poner en práctica la naturaleza de la Iglesia.

Existen ya muchas maneras de experimentar formas de “sinodalidad”; en nuestras
estructuras institucionales tenemos espacios y tiempos para escucharnos, dialogar y
discernir. Sin embargo, reconocemos que muchos de estos procesos de sinodalidad no
están respondiendo a nuestras circunstancias. Por eso, nos preguntamos: ¿Qué
dificultades podemos encontrar para caminar juntos? ¿Cómo se da la escucha entre
todos, frailes y laicos, como compañeros de viaje? ¿Cómo es nuestro estilo de diálogo
para que los que caminamos juntos, formando parte de la Orden de San Agustín
podamos hablar con franqueza? ¿Cómo es el trabajo y la corresponsabilidad entre los
religiosos y laicos agustinianos dentro del Vicariato?

Este tiempo sinodal es un nuevo KAIRÓS, un tiempo oportuno y providencial, un tiempo
de Dios, para reflexionar sobre nuestras opciones de servicio y misión como agustinos de
Argentina.

Queremos proponer que en nuestras comunidades se realicen Asambleas para
discernir nuestra identidad y misión como comunidades agustinianas. Busquemos
espacios y tiempos para encontrarnos, escucharnos, dialogar, generar consensos y
enviar aportes a los distintos equipos sinodales ya sean de la Orden de San Agustín o
de las diócesis de las cuales formamos parte.

Desde la Comisión de Pastoral del Vicariato queremos agradecer a todos nuestros
hermanos religiosos y laicos, todos los esfuerzos y trabajos que realizan para llevar adelante la
Pastoral del Vicariato, en las tan diversas circunstancias de nuestra realidad argentina. Les
deseamos un buen y fructífero proceso sinodal.

Que Nuestra Madre del Buen Consejo interceda por cada una de nuestras comunidades
y nos acompañe en este tiempo de renovación.

Fraternalmente,
Comisión de Pastoral
Febrero 2022